¿Quieres tiempo y energía? Empieza por aceptar

Las cosas que no podemos controlar son unas ladronas de tiempo extraordinarias, porque nos hacen dedicarle tanto a ellas que después acabamos quejándonos por no disponer del mismo para hacer lo que sí que está en nuestras manos y que, por sus distracciones, terminamos por hacerlo tarde y casi siempre mal. Eso sin contar con el agotamiento mental que conlleva, incluida la perdida de energía correspondiente.


Si queremos contar con ese tiempo y esa energía debemos ser capaces de entender que el control absoluto no existe, y aceptar que muchas de las cosas que nos afectan, por más que nos empeñemos y esfuerzo que derrochemos, no dependerán únicamente de nosotros. Después, y manteniendo una cordial relación con todas esas cosas, ya que existir, existirán, será cuando nuestra productividad comenzará a ser mucho más evidente.


Por mucho tiempo que perdamos y energía que malgastemos, si tiene que llover, lloverá. Después, excusarnos en la lluvia para no hacer nada, salvo justificar nuestra ineficacia, sólo servirá para ponernos en evidencia. Sin embargo, si buscamos el modo de pasar por ella sin mojarnos demasiado, estaremos llegando al lugar donde nos habíamos propuesto en primera instancia.


A la hora de plantear objetivos debemos tener en cuenta dos planes de acción que son igualmente importantes. Uno, fundamental, con las cosas que dependerán de nosotros, y otro, mucho más prioritario todavía, con todas las que, por más que nos empeñemos, no tendremos nada que hacer.


Precisamente este último nos permitirá invertir toda nuestra energía y nuestro valioso tiempo en acciones plenas de valor, y que serán después las que, con toda la causalidad terminarán marcando una verdadera diferencia positiva a nuestro favor.


Y es que el éxito se alcanza sabiendo lo que sí, y sobre todo, lo que no.



José Lorenzo Moreno López


©jlml2020





Imagen: unsplash

1064 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo