Cuando queramos cambiar las cosas

Una cosa es ponerse en valor, y otra muy diferente entender que, casi siempre, para alcanzar algunos objetivos, dependemos de muchos otros factores, y de otras muchas personas.


Si únicamente nos miramos el ombligo, difícilmente veremos todo el potencial que la vida nos ofrece en forma de oportunidades. Si queremos imponer nuestro pensamiento único, en lugar de exponer argumentos que puedan hacer cambiar la perspectiva de quienes nos rodean, lo más fácil es que nos quedemos aislados en la defensa de esos argumentos.


Hay una cosa muy clara, y es que las cosas que no dependen directamente de nosotros siempre serán más que las que si lo hagan, por lo tanto, pensar de manera egoísta sólo nos conducirá al desánimo y a la frustración, ya que por muchas cosas que el corto plazo nos regale, nunca podremos disfrutarlas del todo al no tener con quien compartirlas.


El éxito es algo muy diferente para cada persona, aunque tiene una cosa en común para cada una de ellas, y es que para conseguir alcanzarlo, la mejor opción es intentar aprovechar cualquier tipo de sinergia, y en este caso concreto, la mejor de ellas es la que podemos encontrar en quienes nos rodean.


Eso sí, siempre que seamos capaces de elevar la mirada y mirar al frente.



José Lorenzo Moreno López


©jlml2020




418 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo