top of page

Cuando queramos conservar algo

En la vida, hay momentos en los que queremos conservar algo especial: una relación, un trabajo, una meta alcanzada. Es natural sentir la necesidad de aferrarnos a lo que hemos logrado, aunque muy a menudo olvidamos que para mantenerlo debemos actuar como si todavía no lo hubiésemos conseguido.


Cuando alcanzamos algo importante, como una relación sólida o un trabajo gratificante, podemos caer en la trampa de creer que ya está asegurado, aunque la realidad es que nada en la vida es permanente. Si queremos conservar lo que hemos logrado, debemos recordar que la acción continua y el compromiso son esenciales.


Actuar como si todavía no hemos alcanzado nuestro objetivo nos obliga a mantenernos en constante crecimiento y mejora. Nos impulsa a seguir invirtiendo tiempo y energía en fortalecer y nutrir lo que hemos logrado. No debemos permitirnos caer en la complacencia o la apatía, sino mantenernos activos y comprometidos en el proceso.


Cuando actúas como si aún no has alcanzado lo que deseas conservar, te esfuerzas por mantener la chispa viva. No das nada por sentado y trabajas diligentemente para mantener la calidad y la conexión en tus relaciones, o para seguir siendo un empleado valioso en tu trabajo. Reconoces que cada día es una oportunidad para mejorar y demostrar tu valía una vez más.


La acción continua también refuerza el valor que le das a lo que quieres conservar. Cuando actúas como si aún no lo has logrado, muestra un nivel de aprecio y gratitud por lo que tienes. Te anima a mantener la humildad, la dedicación y el esfuerzo constante para mantenerlo cerca.


Además, actuar como si todavía no lo has conseguido te protege de caer en la complacencia y el estancamiento. Te impide conformarte y te motiva a seguir evolucionando y superándote a ti mismo. La vida está en constante cambio y desarrollo, y es nuestra responsabilidad adaptarnos y crecer junto con ella.


Entonces, si deseas conservar algo valioso en tu vida, recuerda que la acción continua es fundamental. Actúa como si todavía no lo hubieses conseguido, mantente comprometido, invierte tiempo y energía en fortalecer lo que tienes. Aplica la misma dedicación y pasión que te llevó a alcanzarlo inicialmente, y verás cómo tu relación, tu trabajo, o cualquier otro aspecto de tu vida se fortalece de manera extraordinaria.


No dejes que la complacencia te arrebate lo que has logrado. Actúa como si todavía no lo hubieses conseguido y mantén viva esa llama. Recuerda que el viaje no termina una vez que se alcanza algo, sino que continúa y requiere de nuestro esfuerzo, amor, dedicación y compromiso constante.



José Lorenzo Moreno López


©jlml2024



Foto de Ethan Sykes en Unsplash





333 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page