top of page

Es momento de elegir

Una gran parte de las cosas que nos generan estrés lo hacen únicamente porque nosotros se lo permitimos. Y lo hacen a través de la cantidad de juicios que emitimos a cada momento cuando algo nos molesta, nos frustra, o parece que nos va a hacer salir de nuestra zona de confort.


En lugar de aceptar que las cosas son como son, y dejarlas fluir, nos ponemos manos a la obra rebatiéndolas sin sentido, aun sabiendo la energía y la tensión que, con otros, y con nosotros mismos, eso nos generará.


Cualquier persona tiene la capacidad de estar absolutamente tranquila, aunque las cosas a su alrededor puedan llegar a ser conflictivas. Más allá de cualquier tipo de circunstancia todos podemos decidir cómo afrontarlas.


La tranquilidad es una forma de aportar calidad a nuestra vida. No la tranquilidad de no hacer nada nunca, si no la de saber que ni todo necesita ser entendido, ni todo tiene que ser juzgado. La tranquilidad es un estado extraordinario en el que estar, y desde donde las decisiones suelen ser de mayor valor, porque la excitación y el estrés únicamente sirven para tomar decisiones fáciles y erróneas a corto plazo.


La vida es como es, y por mucho que queramos anticiparnos a sus planes, ella seguirá a lo suyo, por lo que emitir juicios de como debería ser, es algo que nos conducirá a un estado continuo de ansiedad que nos evitará disfrutar del único objetivo que deberíamos tener, y que no es otro que disfrutar al máximo de la extraordinaria oportunidad de estar vivos.


Tenemos la inmensa fortuna de poder elegir nuestros pensamientos. Una fortuna que nace en nuestro interior, y que además podemos expandir a nuestro alrededor haciéndonos tremendamente valiosos siempre que optemos porque sean positivos, no por falsa ni forzada ingenuidad, si no por sincera responsabilidad.


Ahora mismo tienes la oportunidad de elegir como quieres sentirte en este justo momento. Piénsalo bien antes de decidir, ya que de esa elección dependerá tu bienestar, y la calidad que tendrá tu vida.


Eso sí, si por un casual eliges sentirte mal, después asume tu responsabilidad y no culpes a la vida por algo que depende única y exclusivamente de ti.


Recuerda que quienes eligen sentirse bien no tienen por qué aguantarte.



José Lorenzo Moreno López


©jlml2022





Imagen: pexels

631 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page