Proceso y resultado

De la perseverancia, a la obstinación, tan sólo hay un paso, y es muy fácil confundirse, y caer en ella, cuando únicamente fijamos nuestra atención en el resultado final, dejando de lado todos los pasos que componen el proceso que debe llevarnos hasta él.


Hagamos lo que hagamos, un resultado seguro que vamos a obtener, eso está claro. Eso si, que sea positivo o negativo, dependerá de si previamente hemos tenido en cuenta todos los recursos, materiales y humanos, que habrán tenido que intervenir, e influir, en el objetivo que, en un principio, nos habíamos propuesto alcanzar.



José Lorenzo Moreno López


©jlml2020



613 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo