Se necesita voluntad

Si buscas una definición clara y sencilla de lo que realmente es el liderazgo, más allá de todas esas frases rebuscadas que pretenden definirlo, aquí la tienes:


“Liderazgo es hacer lo que hay que hacer, cuando hay que hacerlo, y durante el tiempo que haya que hacerlo”


Eso sí, hay que tener en cuenta que ponerla en marcha no siempre será fácil, ya que algunas de esas cosas requerirán muchas dosis de esfuerzo adicional, y no siempre serán del todo agradables de ejecutar. Por eso, y para liderar realmente, tener voluntad es absolutamente fundamental.


Para todo hace falta voluntad. Ante un comportamiento inadecuado hacia nosotros, voluntad. Ante una falta de actitud evidente, voluntad. Ante la toma de decisiones adecuadas, voluntad. Ante el planteamiento de planes de acción eficientes, voluntad. Para decir la verdad siempre, por incomoda que pueda resultar para alguien, voluntad. Para no escoger el camino fácil, voluntad. Para no rendirse antes de tiempo, voluntad. Para alejarse de la mediocridad, muchísima voluntad. En definitiva, todas las cosas en la vida, son cuestión de voluntad.


Entre otras cosas positivas, la voluntad tiene algo excepcional, y es la capacidad de seguir generándola conforme vamos invirtiendo en ella.


Procuremos ser siempre coherentes con nosotros mismos, haciendo lo que haya que hacer en el momento oportuno e invirtiendo el esfuerzo que sea necesario.


Actuemos siempre alineados con unos valores de crecimiento y realización, que incluyan el respeto, la educación y el ejemplo, ya que la suma de todo ello hará que nuestra fuerza de voluntad se desarrolle de manera continua, porque haciéndolo de este modo podremos tener la absoluta certeza de que cualquier objetivo que nos propongamos estará a nuestro alcance conseguirlo.




José Lorenzo Moreno López


©jlml2022





Imagen: unsplash

492 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo