top of page

¿Te imaginas?

¿Te imaginas que pasaría si en lugar de pensar en todos los obstáculos e inconvenientes a los que tienes que enfrentarte, pensaras en todas las recompensas que puedes alcanzar siendo capaz de superarlos?


¿Te imaginas disfrutando los grandes momentos que puedes vivir dando lo mejor de ti, o prefieres ver cómo otros lo hacen mientras tu buscas excusas y pretextos para sentirte víctima de todo cuanto te rodea?


Los desafíos existen, claro que sí, y además de manera constante. Ahora bien, las maneras de transformarlos en magnificas oportunidades, también. Sólo necesitamos dos cosas para hacerlo: Imaginar lo bien que nos sentiremos consiguiéndolo, y darle un sentido realmente fuerte para que sea importante para nosotros.


¿Te imaginas cómo sería una vida sin excusas? Puedes hacerlo en cualquier momento, al fin y al cabo, nuestra imaginación es una herramienta creativa de primer nivel, y que depende exclusivamente de nosotros, esperando a que seamos capaces de utilizarla de manera positiva.


¿Te imaginas dando valor a cada detalle? La suma de todos y cada uno de ellos, por pequeños que sean, son los que van dando forma de oportunidad a cada una de las situaciones complicadas con nos encontramos habitualmente.


Te imaginas que tus esfuerzos no dependieran de la recompensa que puedas obtener? ¿Te imaginas entregando todo tu compromiso sin pedir nada a cambio, tan sólo por saber que estás siendo coherente con tus propios valores y creyendo que el mayor de los éxitos reside en tu interior?


¿Te imaginas “recalculando” tu posición cuando el camino parezca que no te lleva a donde tienes que ir, en lugar de dar la vuelta y abandonar a las primeras de cambio?


¿Te imaginas viendo como los demás alcanzan sus objetivos sin sentir ningún tipo de envidia, y transformando cualquier pensamiento negativo en constancia y perseverancia perdurable hasta encontrar en ellas la fortaleza necesaria que te permita seguir hacia delante con confianza en tus inmensas posibilidades?


Antes de ponerte en marcha, imagínate imaginando. Después imagina. Imagina muy fuerte, porque cuanto más potente sean las visualizaciones de las satisfacciones que vivirás una vez alcances tus objetivos, más potencia tendrás para ponerte en marcha, y para prepararte a disfrutar de todas y cada una de las recompensas que te esperan al final del camino.


Tal vez puede parecer una locura, aunque si lo pensamos bien, todo camino tiene un inicio y un final. Por eso, la única locura sería desaprovechar el infinito poder que la imaginación tiene para aportarnos, y que es la que, con voluntad y acción, puede conectar lo que somos, y lo que hemos conseguido hasta hoy, con lo que podemos ser, y todo lo que estamos capacitados para alcanzar y disfrutar.


José Lorenzo Moreno López


©jlml2022





Imagen: unsplash

352 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page